Aunque se vean muy parecidas, las carretillas de carga o diablitos tienen distintas características que las hacen específicas para la carga de algunos materiales.

Éstas se utilizan como carros de transporte para llevar maletas en las terminales de tren o aeropuertos, y regularmente se usan para transporte de paquetes en grandes almacenes.

Algunas carretillas de carga están equipadas con ruedas escaladoras para escaleras, que tal como su nombre indica sirven para subir y bajar a través de escaleras. Este tipo de carretillas son en ocasiones problemáticas cuando se trata de girar sobre su eje en pisos planos.

Éstos son los tres tipos de carretillas más utilizadas:

1. Carretillas de una rueda: éstas están hechas para transportar a mano. El diseño busca distribuir la carga de manera uniforme y su facilidad de manejo hace que al descargar el material transportado sin ningún problema.
2. Carretilla a dos ruedas: éstas, como su nombre lo indica, esta carretilla es de dos ruedas y se utiliza en su mayoría para transportar cajas.
3. Carretilla industrial: ésta suele utilizar suspensión hidráulica (aunque no es obligatorio). Se puede transportar una carga más pesada que las dos anteriores.

Estos tipos de carretillas de carga son los modelos tradicionales, sin embargo, también existen otras carretillas que están hechas especialmente para llevar cargas de tanques de agua, gas y muchos productos más, como:

1. Diablos refresqueros
2. Diablos con placa de base
3. Diablos con base extensible
4. Diablos para garrafones
5. Diablos plegables

¿Te gustaría adquirir una carretilla de carga? Aquí